LALOMA@LALOMABLANCA.COM

CUENTA CON NOSOTROS PARA
  • UNA PELÍCULA
  • UN LARGOMETRAJE
  • UN CORTOMETRAJE
  • UN CAFÉ
  • UNA CHARLA
  • Y MUCHO MÁS
[/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column]

Las lomas no eran blancas -salvo licencia poética-; no eran elevadas, sino reductos atemperados; a lo mejor eran blancas por ser conglomerados de pie de monte que mostraban, fosilizadas, caracolas de número áureo; se extendían entre cañada y cañada acogiendo los parrales, impresionistas verde sobre verde.

– Elías Palmero Villegas